13 oct. 2011

Tu puedes

Me senté de frente al pasado y con valor lo enfrente, una lágrima corrió y el rostro me limpio, sintió alivio mi corazón, le dije que ya no estaba que el tiempo se lo llevo, me voltee hacia el futuro y una sonrisa me recibió me dijo: Bienvenida a la alegría, era solo cuestión de tiempo...

Los problemas no desaparecen porque los ignoremos, hay que enfrentarlos reconocer, aceptar y nunca detenerse hay que seguir avanzando. Tú Puedes.


No hay comentarios: